loader image

El deporte social en tiempos de COVID -19

Compartir

Columna de opinión: Isabel Delgado Vaca Guzmán– Especialista en Gestión Social, Responsabilidad Social Corporativa y Objetivos de Desarrollo Sostenible 

El deporte y actividad física son, por el momento, las mejores medidas con las que podemos combatir al COVID – 19. Entonces, el deporte en la sociedad debería cumplir un papel importante. Pero, ¿Eso es lo que en realidad está sucediendo?

Llegó el 2021 con el coronavirus y una nueva normalidad, nuevas cepas más agresivas, medidas impuestas por el gobierno y después de 1 año, nos seguimos preguntando: ¿Estamos preparados físicamente, somos socialmente responsables para brindar las condiciones creativas e innovadoras de desarrollo y promoción de la actividad física y deporte a toda nuestra población?

Si consideramos lo que ha venido sucediendo desde la llegada, creación o mutación de este virus, y hacemos una recopilación de cuanta información se nos ha brindado, lo más claro es que aún se mantiene vigente y así venga de la China, Brasil o del África, a personas vulnerables con enfermedades prexistentes les va tocar más duro sobrellevarla.

No olvidemos que según la OMS “el comportamiento sedentario y los bajos niveles de actividad física pueden tener efectos negativos en la salud, el bienestar y la calidad de vida de las personas. Mientras que la actividad física y las técnicas de relajación pueden ser herramientas valiosas para ayudar a mantener la calma y proteger su salud durante las cuarentenas” (2020).

Y entonces, ¿Qué está pasando con el Deporte Social en Perú?, y cuando hablamos de deporte social me refiero a la suma de acciones generadas desde la propia comunidad que expresan la necesidad de integración social, pertenencia a un grupo, reconocimiento, identidad de tradiciones como un modo de relación entre personas y sectores sociales de una forma inclusiva, donde no importa tu nivel socioeconómico, una nueva generación de modelos colaborativos, inclusivos, a través de alianzas público privada como medidas de prevención del virus, y es por lo que les resumo en estos puntos:

  1. El primero, del Zum….ba al Zoom…..bo, ejemplos de estas “actividades” frente a un celular, laptop, Tablet, transformando lo presencial a lo virtual en clases, foros, debates, talleres y conferencias de profesionales de la salud, de la educación física, tutoriales a través de plataformas, redes sociales, Tik Tok, hasta etiquetarse con los hashtags cómo #YoEntrenoenCasa #MueveteEnCasa #ManteneteActivo.
  2. Otro punto, fue desde el sector público, que aunque hubo una reacción lenta de los líderes de este sector, algunos esfuerzos muy básicos por virtualizar programas de full body, ejercicios básicos de estiramiento, incluso algunas disciplinas con muy malos escenarios y materiales, que si bien han ido mejorando, después de 1 año podrían estar mucho mejor estructurados con mayor impacto y creatividad. Pero sobre todo esperemos que entre sus indicadores de gestión pública, estén haber brindado la capacitación al personal correspondiente y la entrega de las herramientas necesarias para cumplir su labor. Lo único que si se ha apreciado es que luego de que las actividades deportivas al aire libre estuvieron permitidas, se iniciaron con las escuelas de verano, que en capacidad están al 30%, yo diría menos, dejando de atender a un público objetivo que realmente lo necesita, y con el riesgo de estar a puertas de retornar a una cuarentena rígida y a un verano en casa con niños sin tener alternativas claras para quedarte en casa.
  3. En el sector privado, fue duro cerrar los Gym, Clubes, las federaciones sin entrenar, y el futbol trajo su controversia con el comportamiento de hinchas, pero, aunque están tratando de levantarse con las medidas que se fueron ampliando, no estamos lejos de volver a repensar como darle sostenibilidad a este rubro, y poder promover la actividad física y el deporte inhouse, incluyendo la tecnología y el emprendimiento social deportivo.
  4. Las ONGs, Colegios, Universidades y otras entidades en las que se practicaba el deporte, siendo la competitividad el incentivo a promoverlo, actualmente está totalmente frustrada, pero si se nota un poco de avance en las alternativas de acompañamiento a sus beneficiarios con cursos virtuales, master class de varios temas, hasta de nutrición.
  5. El cuarto poder, aplazado, con un gran poder de transformación, los medios de comunicación no han incluido nuevos programas televisivos de prevención, espacios familiares con un conjunto de iniciativas incluyendo la promoción del deporte y la actividad física, solo simples entrevistas y algunos consejos poco fundamentados, que más han contribuido a desinformar.

Entonces, si la actividad física tiene el potencial de reducir la gravedad de las infecciones por COVID-19, es efectiva tanto para prevenir como para tratar enfermedades cardíacas, diabetes y ocho tipos específicos de cáncer, los síntomas de estrés, concede beneficios para la salud mental, reduce los síntomas de depresión y es universalmente recomendada. Debemos aprovechar cualquier tarea doméstica para moverse, buscarle la oportunidad a la vida para incluir movimiento, puedes hacer ejercicios con los muebles de tu casa, subir y bajar escaleras, practicar la respiración diafragmática, caminatas, bicicletear, patinar o skaters, usar una mascarilla, llevar una de repuesto y la que mejor se  adapte para la actividad física.

En tiempos de campañas políticas, no podemos dejar de pensar y exigir sobre las nuevas políticas públicas del Deporte Social, como medidas preventivas de salud, alinear a los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) y la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, para replantear los planes de todos los sectores,  porque las medidas de confinamiento van a ir adecuándose a la realidad, y la importancia de la actividad física, el ejercicio y los hábitos saludables siempre serán positivas para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Un factor transversal en esta nueva forma de hacer deporte, es la capacidad de resiliencia, de la flexibilidad que se exige, la innovación e inclusión de la tecnología para sostener una vida sana, en equilibrio físico, intelectual y emocional mejora de la salud en nuestro Perú.

NOTA | Para mayor información sobre la Curso: Proyectos Sociales Deportivos y programas relacionados a emprendimientos e innovación en el deporte ingresa al siguiente enlace AQUÍ.

× Consulta aquí